7 ciudades más bonitas de Dinamarca

por

Las ciudades de Dinamarca y Dinamarca en general ofrecen a sus visitantes algo más que kilómetros de playas y bellos paisajes. Explora ciudades animadas con numerosos lugares de interés o pequeños pueblos pintorescos con mucha cultura durante tus vacaciones. Aquí tienes un resumen de cuáles son las ciudades más bonitas de Dinamarca.

1. Aarhus

La ciudad más joven de Dinamarca

7 ciudades más bonitas de Dinamarca 1

La ciudad universitaria de Aarhus está situada en la costa más oriental de la península de Jutlandia y es la segunda ciudad más grande de Dinamarca, con una población de unos 264.000 habitantes.

Alrededor de la ciudad portuaria hay grandes zonas de parque y bosques tranquilos que invitan a dar un paseo en familia.

Como clásica ciudad estudiantil, Aarhus ha sido apodada «la ciudad más joven de Dinamarca», y la edad media de sus habitantes es de 38 años.

Sin embargo, Aarhus es una de las ciudades más antiguas de Dinamarca. Ya en el año 770, los vikingos fundaron aquí un asentamiento llamado «Aros», que rápidamente se dio a conocer como ciudad de comercio marítimo.

En la actualidad, la animada zona peatonal «Søndergade» te invita a dar un tranquilo paseo. Atraviesa todo el centro de la ciudad y en todas partes encontrarás bonitos cafés para hacer una pequeña pausa.

2. Aalborg

La ciudad marinera

7 ciudades más bonitas de Dinamarca 2

En el antiguo asentamiento vikingo de Aalborg había muchos pescadores y comerciantes. En aquella época, Aalborg era una base estratégica para los vikingos debido a su ubicación en el Limfjord, a medio camino entre el Mar del Norte y el Mar Báltico.

Más tarde se convirtió en el punto de partida óptimo para las importantes relaciones comerciales con Noruega.

Hoy en día, Aalborg es la cuarta ciudad más grande de Dinamarca, y el comercio y la industria dominan el paisaje urbano de esta ciudad histórica.

Entre los sectores económicos más importantes están la construcción naval, la transformación del vidrio y la madera y la industria del papel.

En un viaje a esta ciudad histórica, merece la pena visitar la iglesia de Sankt Budolfi, ya que las agujas de la iglesia se consideran el punto de referencia de la ciudad y el edificio constituye el punto central del casco antiguo.

Te puede interesar:   25 lugares que ver en Dinamarca

La catedral gótica ha sido modificada varias veces, pero se han conservado los muros del edificio original, por lo que su aspecto sigue siendo imponente. Aalborg también ofrece innumerables museos, exposiciones, lugares culturales y oportunidades para ir de compras.

3. Roskilde

La hermana pequeña de Copenhague

7 ciudades más bonitas de Dinamarca 3

Sólo el nombre ya merece una historia: se dice que Roskilde deriva de «Roars Kilde», que se traduce como «manantial del rugido». Se considera que el rey Rugido es el progenitor danés y el primer rey de Dinamarca, pero esto no es históricamente demostrable. Más bien representa una figura legendaria mencionada en muchas obras nórdicas.

Sin embargo, está históricamente demostrado que Roskilde, como una de las ciudades más antiguas de Dinamarca, fue en su día sede real y episcopal y desempeñó un papel muy importante en la historia del reino. Fue aquí donde Dinamarca, Noruega y Suecia concluyeron la «Paz de Roskilde» en 1658.

Una reliquia de esta época y un imán especial para los turistas es la Catedral de San Lucas, situada en un terreno ligeramente elevado en el centro de la ciudad. En la colorida zona peatonal puedes pasear y comprar de forma relajada, y el famoso «Festival de Roskilde» atrae cada año a miles de aficionados a la música.

Pero los alrededores de Roskilde también merecen un viaje, también puedes explorarlos en barco. En el Boserup Skov, una hermosa zona forestal junto al fiordo de Roskilde, viven muchos animales. Con un poco de suerte podrás ver zorros, ciervos, tejones, águilas marinas y muchas otras aves.

4. Copenhague

La capital

7 ciudades más bonitas de Dinamarca 4

Con una superficie de 570 km² y 1,7 millones de habitantes, Copenhague es, con diferencia, la mayor ciudad de Dinamarca. Es difícil imaginar que esta metrópolis fuera en realidad una insignificante aldea de pescadores en tiempos de los vikingos.

A principios de la Edad Media surgió aquí un importante centro comercial, de ahí el nombre de Copenhague, derivado de «Køpmannæhafn», que significa «puerto de mercaderes»).

En la actualidad, Copenhague es la sede del Folketing, el parlamento y el gobierno de Dinamarca, y la sede de la familia real. Copenhague es también el centro comercial e industrial de Dinamarca, con la fábrica de cerveza Carlsberg y la Real Fábrica de Porcelana entre sus instalaciones de producción.

Te puede interesar:   4 ciudades de Groenlandia más bonitas

Si tienes hambre después de hacer una visita turística -pasando por la Sirenita, el Castillo de Amalienborg y el puerto-, no dejes de visitar uno de los pequeños restaurantes del barrio de Nyhavn.

En su día fue la zona de peor reputación de Copenhague, pero ahora es una de las partes más populares de la ciudad, con muchos pequeños cafés y restaurantes. Desde aquí también puedes iniciar un recorrido en barco y conocer Copenhague desde una nueva perspectiva.

5. Ribe

La ciudad más antigua de Dinamarca

7 ciudades más bonitas de Dinamarca 5

En el apogeo de la época vikinga, en el siglo VIII, surgió una pequeña ciudad pesquera en la región del sur de Dinamarca. Ribe deriva de la palabra danesa antigua «ripa», que significa «orilla del río». La ciudad pronto se convirtió en una importante ciudad comercial con un puerto considerable.

En la Edad Media, Ribe era una ciudad próspera e influyente. El pueblo sobrevivió a catástrofes como mareas de tempestad, incendios o epidemias como la peste. La ciudad también era importante para el norte de Alemania: En 1460, el «Tratado de Ripen» estipuló que Schleswig y Holstein debían ser indivisos para siempre.

Hoy en día, Ribe ha perdido su influencia como ciudad comercial y portuaria en favor de ciudades más grandes, pero sigue mereciendo la pena visitarla con su imponente catedral, las numerosas callejuelas y edificios pintorescos y el centro vikingo.

6. Esbjerg

La ciudad del pescado

7 ciudades más bonitas de Dinamarca 6

La séptima ciudad más grande de Dinamarca está situada en la costa occidental de la península de Jutlandia, frente a la isla de Fanø y la península de Skallingen. Esbjerg es una ciudad bastante joven, ya que sólo se fundó en 1868.

En aquella época, después de que el Estado danés en su conjunto perdiera los ducados de Schleswig y Holstein en la guerra germano-danesa de 1864, ya no existía un puerto eficaz en el Mar del Norte. Por ello, se construyó un puerto en Esbjerg y, al mismo tiempo, se estableció una conexión ferroviaria para avanzar económicamente.

Hoy en día, la ciudad sigue considerándose el puerto más importante del Mar del Norte en Dinamarca, aunque la industria pesquera se ha ido debilitando en los últimos años. Por otro lado, el sector offshore es la mayor fuente de ingresos de la economía de Esbjerg.

Te puede interesar:   19 platos de comida típica danesa

No obstante, merece la pena visitar el Museo de la Pesca, que ofrece una apasionante visión de la historia de la navegación. Tras un paseo por el puerto y una visita al museo, puedes disfrutar del pescado recién capturado en uno de los pintorescos restaurantes.

Y si el sol brilla en el cielo, asegúrate de ir a Henne Strand. Esta región tiene las dunas más bellas de la costa de Jutlandia y kilómetros de playas de arena.

7. Kolding

La animada ciudad portuaria

7 ciudades más bonitas de Dinamarca 7

En la costa oriental de Jutlandia se encuentra la pintoresca ciudad portuaria de Kolding, rodeada de colinas. La ciudad se estableció en el siglo XII con un acceso protegido al mar, que garantizaba un comercio seguro.

Kolding también se hizo un nombre como ciudad fronteriza ya en el siglo XIII y el rey Erik Klipping le concedió el castillo de Koldinghus en 1268.

Si quieres respirar el aire de la realeza, hoy sigues estando en buenas manos. Como el «Koldinghus Slot» está situado de forma pintoresca en un lago en el centro de la ciudad, la familia real danesa pasa regularmente por allí. Algunas partes del castillo también están abiertas para los turistas, hay esculturas antiguas y artesanías, así como mucha información sobre la historia de la ciudad.

En las afueras del sur de la ciudad está el Geografisk Have og Rosehave, un jardín con unos 2.000 árboles y arbustos de todo el mundo. El lugar perfecto para pasear cuando brilla el sol. Y por último, merece la pena dirigirse al puerto de la ciudad. Aquí puedes cenar en uno de los restaurantes con vistas al mar.


¿Qué te han parecido las mejores ciudades de Dinamarca para visitar? ¡No te vayas sin probar la comida danesa! ¡Realmente deliciosa y exquisita!

Deja un comentario