15 lugares que ver en Bután

por

El Reino de Bután, en el Himalaya, está situado en el sur de Asia y limita con la India y el Tíbet (China). Hasta ahora, el país sigue siendo uno de los destinos menos conocidos por los turistas. Pero de forma totalmente injusta. Deja que este artículo te convenza de la belleza de Bután y descubre la diversidad del país.

Entre los lugares más bellos de Bután están el Taktshang, la ciudad de Paro, el Dzong de Punakha y los festivales de Tsechu. Pero el país es también un destino ideal para los amantes de la naturaleza. Además de maravillosos panoramas, también te esperan lugares sagrados y puntos de referencia del país. Déjate encantar por el encanto del reino del dragón del trueno y descubre los lugares de interés que ver en Bután.

Taktshang

15 lugares que ver en Bután 1

La vista más famosa de Bután es el Taktshang o Monasterio del Nido del Tigre. El Taktshang es un monasterio budista donde los monjes viven hasta hoy. La ubicación del monasterio es especial, como puedes ver en la foto. Empiezas en Paro y subes hasta los 3.120 metros de altitud a pie o en mula. Allí, tallado en la roca, se entroniza el Taktshang. Es mejor empezar el viaje por la mañana temprano, porque el ascenso será extenuante y es más agradable de gestionar con las temperaturas de la mañana. Al fin y al cabo, desde Paro te esperan 700 metros de altitud que hay que superar.

Dependiendo de tu estado de forma, el ascenso te llevará entre dos y tres horas. Poco antes de llegar a tu destino, te espera un puente con coloridas banderas de oración. Es una sensación incomparable pasear por el colorido espectáculo. Al final de la subida, serás recompensado con una vista inconfundible del valle de Paro que se extiende por debajo de ti. Con la tranquilidad del monasterio y la vista de la naturaleza, te resultará fácil desconectar y experimentar el encanto de Bután.

Disfruta de tu estancia en el monumento más importante de Bután y visita algunas de las cuevas sagradas anexas a Taktshang. Escucha la leyenda del Nido del Tigre, que trata sobre Gurú Rimpoché y su paseo a lomos de un tigre, y admira la vista que se te ofrece aquí. El Nido del Tigre no puede faltar en tu viaje a Bután ni en tu lista de atracciones turísticas de este país.

Thimphu

15 lugares que ver en Bután 2

Thimphu no sólo es la capital de Bután, sino también la sede del gobierno del país. Situada a orillas del río Wang Chu y no demasiado lejos del aeropuerto, la ciudad constituye una buena base para tu viaje. Descubre los lugares de interés de Thimphu en la siguiente sección.

Palacio Dechencholing y Buda Dordenma

15 lugares que ver en Bután 3

Si estás de viaje en Thimphu, deberías visitar el Palacio Dechencholing. El palacio ya no es la residencia oficial de la familia real, pero sigue mereciendo una visita. Se encuentra un poco a las afueras de Thimphu, pero como de todos modos viajas con un conductor y un guía, esto no debería ser un problema. También en las afueras de Thimphu está el Buda Dordenma. La figura del Buda dorado es uno de los mayores Budas sentados del mundo. Buda Dordenma está situado en una colina del Parque Natural de Kuenselphodrang. Desde allí tienes una maravillosa vista sobre la ciudad de Thimphu que está debajo de ti.

Museo Nacional del Patrimonio Folclórico, Chorten Memorial y Tashichho Dzong

15 lugares que ver en Bután 4
Chorten Memorial

En Thimphu también se encuentra el Museo Nacional del Patrimonio Folclórico. Aquí podrás conocer la cultura del pueblo butanés y familiarizarte con sus tradiciones. También puedes visitar el Chorten Conmemorativo, un santuario budista que atrae no sólo a turistas sino también a fieles. El santuario está dedicado al tercer rey de Bután. Si quieres vivir una experiencia auténtica de la religión del budismo, éste es el lugar adecuado. Si quieres saber cómo es la sede del gobierno, debes visitar el complejo del monasterio Tashichho Dzong.

Monasterio de Tashichho Dzong

15 lugares que ver en Bután 5

Construido en el siglo XIII, el exterior parece más bien una fortaleza. En el interior se encuentra la sala del trono y un estudio del rey. Después de visitar el complejo del monasterio, puedes pasear por los jardines adyacentes y empaparte del hermoso entorno. Si buscas relajación y naturaleza, puedes visitar el Parque de los Ciervos de Thimphu. Aquí puedes meditar o participar en una de las clases que se ofrecen al público.

Instituto de Artesanía y Mercado Agrícola del Centenario

También puedes visitar el Mercado de Agricultores del Centenario. Aquí puedes echar un vistazo a las especias y recoger un recuerdo o dos para tus amigos y familiares. Si ya estás a la caza de grandes recuerdos, puedes relacionarlo con otra vista de Bután. Visita el Instituto de Artesanía de Thimphu y admira la artesanía de los butaneses que trabajan y aprenden allí. Además del trabajo textil, aquí también se utiliza el metal o la madera para crear obras de arte. En la tienda adyacente puedes regalarte tapices pintados a mano o hermosas prendas de vestir como recuerdo.

Phuentsholing

15 lugares que ver en Bután 6

Phuentsholing es la segunda ciudad más grande de Bután y está situada en el sur del país, en la frontera con la India. La puerta de la frontera está dentro de los límites de la ciudad. Si quieres entrar en Bután por tierra, Phuentsholing es tu única opción para acceder al país del Dragón del Trueno. En Phuentsholing puedes ver el templo budista Zangto Pelri Lhakhang. En el interior del templo hay una impresionante estatua de cuatro metros de altura de Guru Rinpoche, que desempeña un papel importante en el budismo butanés. Por lo demás, no hay demasiados lugares de interés en Phuentsholing y puedes continuar tu viaje de ida y vuelta con rapidez.

Gelephu también se encuentra en el sur de Bután y es la tercera ciudad más grande del país. Cerca de Gelephu está la Reserva Natural de Phipsoo. Si tienes suerte, verás elefantes, tigres de Bengala o búfalos. Alternativamente, el Parque Nacional Real de Manas está a poca distancia de Gelephu.

Paro y el Dzong de Paro

15 lugares que ver en Bután 7

Paro se encuentra en el oeste de Bután. Cerca de Paro se encuentra el único aeropuerto oficial del país. Si entras en Bután por aire, aquí es donde darás tu primer paso en tierra butanesa. En la siguiente sección, te mostraré los lugares de interés que ofrece la ciudad de Paro.

En Paro encontrarás tiendas para la vida cotidiana, como tiendas de comestibles o restaurantes, pero también tiendas de recuerdos y hoteles. Debido al estilo arquitectónico único de las diferentes casas, el pequeño pueblo en sí mismo ya es una atracción. El Dzong de Paro puede verse desde lejos y es un popular destino turístico. El Paro Dzong o Rinpung Dzong está entronizado en la Colina de la Joya, por lo que también se le llama Fortaleza de la Colina de la Joya. El Paro Dzong no sólo es la sede administrativa del distrito de Paro, sino también un monasterio con unos 220 monjes. En el Dzong puedes admirar paredes bellamente decoradas y templos sagrados. También forma parte del Paro Dzong la torre del templo, también llamada Utse, que es famosa por sus numerosas decoraciones.

Pero también en los alrededores de Paro hay lugares de interés de Bután que justifican una visita. Además del Monasterio del Nido del Tigre Taktshang, también encontrarás el Monasterio Kyichu Lhakhang. Construido en el año 659, el monasterio desempeñó un papel importante en los primeros tiempos del budismo en Bután. Tras varias restauraciones y ampliaciones, ahora luce un techo dorado y es especialmente fácil de distinguir. El Museo Nacional de Paro se encuentra en la antigua torre de vigilancia Ta Dzong. Aquí puedes ver máscaras tradicionales, armas antiguas y todo lo relacionado con la cultura de Bután.

Dzong de Punakha

15 lugares que ver en Bután 8

El Dzong de Punakha está situado al noreste de Thimphu. Dependiendo del tiempo, puedes llegar al Dzong de Punakha en unas dos horas en coche si partes de Thimphu. El Dzong de Phunaka es la residencia de invierno del jefe de los monjes, Je Khenpo, y de los monjes importantes. Punakha fue la capital del país antes de Thimphu. El Dzong de Punakha no sólo es una vista espectacular desde el exterior, sino que también tiene mucho que ofrecer en términos de historia. Durante 300 años, el Dzong de Punakha fue la sede del gobierno de Bután. Tanto el primer rey como el actual fueron coronados allí. Dentro del dzong hay una gran sala de negociaciones y el antiguo palacio real. Sin duda, una de las vistas más impresionantes de Bután.


El este de Bután, ¿merece la pena verlo o está desolado?

El este de Bután es aún más desconocido que el resto del país. Pero el motivo por el que deberías visitar este lugar durante tu viaje a Bután lo demuestran los siguientes lugares de interés.  En el este de Bután se encuentra el pequeño pueblo de Khoma. Este pueblo está especializado en la producción de Kishuthara, un tejido de seda estampado. Si quieres comprar un bonito tejido de seda como recuerdo, lo encontrarás más barato aquí que en las grandes ciudades de Bután. Otro lugar de interés en el este de Bután es el monasterio Dramitse o también Drametse. En este monasterio aún viven monjes que rezan y meditan allí. En el monasterio de Drametse, puedes ver los huesos del fundador del monasterio Ani Choten Zangmos. Los huesos son una de las reliquias más importantes del monasterio.


Monasterio de Drametse

15 lugares que ver en Bután 9

El espectáculo más famoso del monasterio es la danza de los tamborileros de Drametse. La danza tiene lugar durante el festival Drametse y en honor al Gurú Padmasambhava. Está catalogado como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO. También en el este de Bután está el monasterio de Gom-Kora, un lugar sagrado para los creyentes budistas. Como puedes ver, el este de Bután merece una visita.

Festivales en Bután

15 lugares que ver en Bután 10

Los festivales más famosos de Bután son los monásticos, conocidos como tsechus. El festival Tsechu dura hasta cinco días y se celebra en honor de Guru Rimpoché. El punto culminante de los festivales es el despliegue del llamado thangdroel, un mural que representa a Guru Rimpoché y sus ocho encarnaciones. Los festivales Tsechu se celebran en diferentes ciudades, por ejemplo en Punakha, Paro y Thimphu. Durante la celebración, la gente baila, canta y se entrega al deporte nacional butanés del tiro con arco. Piérdete en la colorida multitud, disfruta de la exuberancia y admira las danzas enmascaradas de los monjes. Los festivales son budistas y ofrecen una buena visión de la cultura butanesa. Las fiestas Tsechu no se basan en fechas concretas, sino en el calendario lunar. El Paro Tsechu tiene lugar en primavera, el Thimphu Tsechu en otoño y el Punakha Tsechu en invierno. Si eres flexible en tus planes de viaje, deberías visitar Bután durante un festival de monasterios.


Parques nacionales en Bután – Lugares de interés en la naturaleza

En Bután, está estipulado por ley que el 60% de la superficie del país debe ser forestal. Por ello, no es de extrañar que encuentres cuatro parques nacionales en Bután que te recibirán con magníficos paisajes. Con una increíble biodiversidad, se encuentran definitivamente entre los lugares más bellos de Bután. Junto con los Santuarios de Vida Silvestre y la Reserva Natural Estricta de Jigme Khesar, los parques nacionales cubren el 42,7% de la superficie de Bután. Una clara señal de lo conectados que están los butaneses con la naturaleza.


Parque Nacional Royal Manas

El Parque Nacional Real de Manas está situado en el centro-sur de Bután. El parque está incluido en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO y es el mayor ecosistema tropical y subtropical de Bután. Aquí se puede encontrar una gran variedad de vida silvestre, incluyendo 365 especies diferentes de aves, por ejemplo. El Parque Nacional Real de Manas limita al norte con el Parque Nacional Jigme Singye Wangchuck y al sur con el Parque Nacional de Manas de la India. Además de las aves, puedes ver rinocerontes acorazados, tigres reales de Bengala y el pangolín. También puedes maravillarte con las más de 900 especies de plantas autóctonas de la zona. Al visitarla, ten en cuenta que de mayo a septiembre, el monzón barre esta parte de Bután, trayendo consigo mucha lluvia.

Parque Nacional Jigme Singye Wangchuck

En el norte de Bután se encuentra el Parque Nacional Jigme Singye Wangchuck, que linda directamente con el Parque Nacional Real de Manas. El Parque Nacional Jigme Singye Wangchuck se llamaba anteriormente Parque Nacional de la Montaña Negra y fue rebautizado en honor al antiguo rey. Las características especiales de este parque nacional son los diferentes hábitats. En el sur del parque encontrarás zonas tropicales y subtropicales, que cambian a praderas alpinas de montaña en el norte. En consecuencia, allí se encuentran las especies animales más diversas. Desde el panda rojo hasta el langur dorado y la grulla de cuello negro, todo está representado.

Parque Nacional Jigme Dorji

El Parque Nacional Jigme Dorji también está situado en el norte de Bután y limita con el Tíbet. Con sus 4.329 kilómetros cuadrados es el mayor parque nacional de Bután. Aquí también puedes esperar una diversidad de especies, tanto de flora como de fauna. Un aspecto destacado es el raro leopardo de las nieves. En el Parque Nacional de Jigme Dorji hay diferentes regiones paisajísticas y climáticas. Las llanuras más bajas tienen un clima entre tropical y subtropical, mientras que las zonas más altas tienen un clima alpino que trae frío y nieve.

Parque Nacional de Thrumshingla

Si te interesan los pájaros, este es el lugar para ti. El Parque Nacional de Thrumshingla o Phrumsengla es un lugar excelente para la observación de aves. Pero también los amantes de la naturaleza y de las plantas obtendrán aquí el valor de su dinero. El Parque Nacional de Thrumshingla alberga más de 620 especies de plantas diferentes. Seguro que hay una o dos plantas que no has visto nunca. Puedes experimentar la belleza de la naturaleza butanesa en un largo paseo por aquí.


Preguntas frecuentes sobre que ver en Bután

La mejor época para viajar a Bután no puede determinarse de forma generalizada debido a las numerosas diferencias de altitud de los paisajes. Muchas guías de viaje definen los meses de marzo a mayo y de mediados de septiembre a mediados de noviembre como la mejor época para viajar por el centro y el norte de Bután. Para el sur de Bután, recomiendan los meses entre noviembre y marzo. Para encontrar el mejor momento para viajar, te presentaré brevemente las diferentes zonas climáticas y sus características. En primer lugar: en algunas regiones del reino hay fuertes lluvias. Por lo tanto, presta atención al tiempo cuando planifiques tus vacaciones en Bután. Al fin y al cabo, no querrás visitar los diferentes lugares de interés bajo la lluvia, ¿verdad?

En las zonas del sur de Bután, el clima es de tropical a subtropical. Se caracteriza por temperaturas de cálidas a calientes en verano y suaves en invierno. Durante los meses de junio a septiembre, los monzones azotan el sur de Bután. Durante esta época llueve mucho y debes estar preparado para los días bochornosos. Las excursiones de senderismo, en particular, son aún más extenuantes durante esta época.

En el centro de Bután, donde por ejemplo se encuentra la capital, Thimphu, hay un clima moderado, que se caracteriza por veranos cálidos e inviernos más fríos. El clima aquí es similar al de Alemania con una diferencia: las lluvias de los monzones. Si quieres visitar el centro de Bután, debes evitar los meses de mayo a septiembre.

En el norte de Bután se encuentra la región montañosa del reino. En las cumbres, que alcanzan los 5.000 metros de altura, el clima es predominantemente alpino. Con inviernos muy duros y fríos, así como veranos suaves, aquí verás uno u otro pico de montaña cubierto de nieve. Pero especialmente en el periodo de transición del invierno al verano, se te ofrecerán vistas espectaculares durante tus excursiones de senderismo. Panoramas montañosos iluminados por el sol, brillantes y cubiertos de nieve: una vista inconfundible y verdaderamente una de las vistas más hermosas de Bután.

En Bután hay muchas actividades, las principales cosas que hacer en Bután son:

  • Senderismo
  • Montar a caballo
  • Kayak y Rafting

Para ver el mayor número posible de lugares de interés de Bután, así como para conocer mejor el país y sus gentes, unas vacaciones de senderismo son una buena idea. Muchas agencias de viajes ofrecen vacaciones de senderismo en Bután. No sólo pondrás a prueba tu forma física mientras haces senderismo, sino que también pasarás la noche en tiendas de campaña u hoteles después de ciertos tramos antes de continuar a la mañana siguiente. Bután es uno de los paraísos del senderismo. Normalmente puedes elegir entre recorridos fáciles, medios y difíciles. Lo mejor es que hables con tu guía turístico de antemano para que te aclare qué condiciones se requieren para cada excursión. En los recorridos más difíciles subirás hasta una altitud de más de 5.320 metros.

Por lo tanto, debes someterte a un examen médico previo para asegurarte de que gozas de buena salud. Las caminatas más fáciles suelen durar entre tres y seis días, mientras que las moderadas pueden durar hasta 18/19 días. Los recorridos más exigentes son los difíciles, para los que debes planificar 25 días de vacaciones. ¡Pero vale la pena! Atravesarás varios puertos, descubrirás lagos de montaña, aldeas pastorales y estupas y tendrás unas vistas espectaculares de Bután y de las montañas más altas del país. Por ejemplo, la vista del Jangothang con sus 7.314 metros es especialmente impresionante.

Sin embargo, no está permitido subir a estas montañas. El alpinismo está prohibido por ley en Bután. A partir de 6.000 metros es el final, porque los butaneses creen que en la cima de las montañas comienza el reino de los dioses. Una de las rutas de senderismo más famosas es la del Hombre de las Nieves, que va de Drukyel Dzong (Paro) a Sephu. Este sendero es extremadamente desafiante y sólo deberías abordarlo si tienes experiencia en senderismo.

¿No quieres cubrir todas las distancias a pie? No hay problema. En Bután, también puedes hacer excursiones a caballo de un día o de medio día. Si quieres hacer una excursión a caballo, es mejor que te informes con antelación en las agencias de viajes. A caballo, atravesarás hermosos paisajes, disfrutarás del aire fresco y limpio y experimentarás el encanto de Bután desde su lado más natural.

Debido a los numerosos ríos de montaña, Bután tiene las mejores condiciones para los aficionados al kayak y al rafting. Aquí también hay un recorrido para todos los niveles de experiencia. No importa si se trata de una ruta fácil o difícil, en cualquier caso es divertida. Por supuesto, siempre se cuida tu seguridad durante estas emocionantes actividades deportivas acuáticas. No olvidarás pronto el momento en que el agua cristalina te salpica en la cara y la adrenalina bombea por tus venas. Eso es una promesa. ¿Estás convencido? Pruébalo y déjate inspirar por los fenómenos naturales. Al planificar tu viaje, ten en cuenta que la mayoría de las excursiones sólo se realizan en los meses de marzo a abril y de noviembre a diciembre. Las condiciones meteorológicas de los demás meses no permiten practicar el kayak y el rafting.

Puedes entrar en el Reino de Bután por avión o por tierra. No hay vuelos directos de Europa a Bután. Tienes la posibilidad de hacer escala en Nepal, Tailandia, India, Singapur o Bangladesh y seguir volando con las compañías aéreas Drukair y Bhutan Airlines. Ten en cuenta que sólo puedes entrar en el país con un visado de turista válido y que sólo puedes obtenerlo reservando a través de una agencia de viajes autorizada. Además, tendrás que pagar 250 USD por día en temporada alta y 200 USD en temporada baja en concepto de tasas por unas vacaciones en Bután. La temporada alta es de marzo a mayo y de septiembre a noviembre. Las tasas pagarán tu alojamiento en hoteles de 3 estrellas, tu conductor y guía y las principales comidas. En Bután no se te permite viajar como turista individual, por lo que tendrás un guía a tu lado en todo momento.