10 platos de comida típica lituana

Una de las mejores partes de unas buenas vacaciones es la comida, y ninguna visita a un país estaría completa sin probar sus platos tradicionales. Con Lituania como parte de la región báltica en Europa, la cocina lituana refleja realmente su cultura y se adapta a su clima. Los abundantes granos y verduras, junto con los productos lácteos, te mantendrán saciado durante tu viaje. Aunque la mayoría de los alimentos lituanos tienden a ser más pesados, hay algunas excepciones. Prueba sus postres, para terminar tu comida con una explosión. Aunque hay más, te mostramos algunas comidas típicas de Lituania que debes probar.

Varškės apkepas (tartas de queso fritas)

Varškės apkepas (tartas de queso fritas)

Estos pequeños pasteles están hechos con el tradicional requesón lituano y están recubiertos con una mezcla de harina, huevos y azúcar. Luego se fríe y se sirve caliente con unas bayas frescas. ¿No suena como una buena manera de terminar una buena comida lituana? ¡Olvídate de las calorías! Esta combinación de queso frito y mermelada vale la pena. Este queso de cuajada también juega un papel importante culturalmente, con un lugar especial en el corazón de muchos lituanos. De hecho, el requesón lituano ha sido incluido en la lista de productos protegidos por la Comisión Europea. Es un postre delicioso que te encontrarás en todos los restaurantes lituanos.

Cepelinai (albóndigas de patata)

Cepelinai (albóndigas de patata)

Cepelinai o albóndigas de patata es el plato nacional de Lituania. Son albóndigas normalmente rellenas de patatas cocidas o crudas. El relleno de cerdo cocido es otra variante muy popular. Las albóndigas cocidas se rocían con una generosa porción de crema agria y tocino, o con más patatas fritas. Los lituanos no le temen a las patatas. De hecho, su dieta gira principalmente alrededor de estos tubérculos.

Esta es una comida abundante que seguro que te dará fuerzas para seguir recorriendo el país. En algunos restaurantes también te encontrarás con opciones vegetarianas donde la carne de cerdo es reemplazada por cuajada. Por cierto… El nombre es debido a su forma de zeppelín.

Šaltibarščiai (sopa fría de remolacha)

Šaltibarščiai (sopa fría de remolacha)

En comparación con los alimentos más nutritivos mencionados anteriormente, esta sopa de remolacha fría seguramente proporcionará algún alivio durante los calurosos meses de verano. Se hace con remolacha (por supuesto), así como con cebollas de verdeo y verduras. La leche agria, también conocida como kéfir localmente, es luego añadida para darle una pequeña patada. Sazonado con sal y pimienta al gusto y espolvoreado con un poco de eneldo, es el plato de verano más popular de Lituania. Se sirve por temporadas, durante los meses de verano, con patatas hervidas calientes o con huevo duro.

Bulviniai blynai (tortitas de patata)

Bulviniai blynai (tortitas de patata)

Las patatas son un alimento básico de la cocina lituana y este plato es una prueba de ello. Este sencillo pero delicioso plato está hecho de patatas ralladas, huevos y cebollas, que luego se fríen hasta que se doran y crujen maravillosamente. Diferentes lugares tienen su propia versión de este sencillo plato casero, con más verduras o incluso con la adición de la ya mencionada famosa cuajada. Cualquiera que sea el caso, este plato seguro que te va a encantar y se convertirá en uno de los mejores platos de patatas que hayas comido en Lituania.

Grybukai (galletas de champiñones)

Grybukai (galletas de champiñones)

Contrariamente al nombre traducido del lituano, estos no son hongos. Son adorables galletas con forma de hongos, hechas de canela, nuez moscada, harina, azúcar, mantequilla y similares. Las galletas están glaseadas para crear ese familiar «gorro» blanco y el «tallo» oscuro de la seta. Evidentemente, estas galletas requieren un gran esfuerzo y eso las hace aún más agradables. Hay muchas panaderías y restaurantes para probarlas.

Kibinai (pasteles de cordero y cebolla)

Kibinai (pasteles de cordero y cebolla)

Kibinai es un pastel hecho a mano, que es el plato tradicional del pueblo caraíta. Son una minoría étnica que vive en Lituania desde hace siglos. Estos pasteles pueden contener carne, verduras o la famosa cuajada de queso envuelta en una masa de pastelería maravillosamente suave. Por lo general se sirve como tentempié, o como acompañamiento de sopas. También es un buen comienzo para abrir el apetito antes de empezar a comer.

Kepta Duona (pan frito)

Kepta Duona (pan frito)

Este plato es bastante sencillo, es pan lituano de centeno oscuro frito en aceite. El pan se sazona con generosas cantidades de sal y ajo, antes de servirlo con una salsa de queso. Típicamente se consume como tentempié o como aperitivo en lugar de como una comida por sí sola, pero definitivamente va bien con otros platos lituanos como las sopas.

Spurgos (rosquillas lituanas)

Spurgos (rosquillas lituanas)

Los spurgos son estos donuts, comúnmente rellenos de crema pastelera mezclada con semillas de amapola. Los donuts se fríen antes de la crema pastelera y se introducen las semillas. Luego se espolvorea con dulce satisfacción, es decir, con azúcar glasé. Aunque cada cultura tiene su propia versión de estas bolitas de masa fritas, los spurgos lituanos están definitivamente en su propia liga. Son un postre popular, se comen especialmente el Martes de Carnaval. Estas donas no se parecen a ninguna que hayas comido antes, y definitivamente no te las puedes perder en tu viaje a Lituania.

Balandeliai (repollo relleno)

Balandeliai (repollo relleno)

Las verduras no suelen ser muy populares, pero este plato será una excepción. Balandeliai es un plato hecho de arroz, carne molida, cebollas y otras verduras, todo envuelto en hojas de col. Se baña en una salsa hecha con puré de tomate y el caldo de la carne utilizada, ya sea de ternera o de cerdo. La receta exacta varía de familia en familia, puedes obtener diferentes variaciones en los diferentes lugares donde se sirve este plato. Este apetitoso plato se sirve durante los festivales, por lo general en las cenas de Navidad y bodas.

Sakotis (pastel con puntas)

Sakotis (pastel con puntas)

Este último plato es un plato especial, un pastel tradicional que por lo general sólo se sirve en ocasiones especiales, como la Nochebuena, la Pascua y las bodas. Se trata de una tarta con el centro hueco y lo más reconocible son las puntas que salen de los bordes de la tarta. Estas «puntas» están hechos de gotear la masa a medida que el pastel se gira sobre un asador. Se puede servir solo o con salsa de chocolate y decoraciones.

Sin comentarios

Dejar un comentario