10 filósofos romanos más importantes

Históricamente, gran parte de la filosofía romana hereda sus preceptos, instrucciones, exhortaciones y observaciones de su predecesora, la antigua filosofía griega, que es la cuna de la propia filosofía. 

Las teorías de la existencia y la ética han sido avanzadas y argumentadas por eruditos, incluso martirizados por su amor al conocimiento a lo largo del antiguo periodo griego. Filósofos como Sócrates, Aristóteles y Platón son algunos de los Padres de la Filosofía. 

Inspirados y adaptados principalmente en las escuelas estoica, académica y epicúrea, las primeras impresiones se remontan al año 155 a.C., procedentes de una embajada de filósofos griegos que habían visitado Roma.

Aunque los fundamentos de la filosofía romana se encuentran en las convulsiones políticas de Grecia y en los pensamientos, ideas, investigaciones y opiniones posteriores de los filósofos griegos, los filósofos romanos han influido enormemente en los anales de la filosofía occidental.

Al principio se enfrentaron a dudas y resistencias, pero estos principios pasaron a estar intrínsecamente ligados a la filosofía romana, todo ello gracias a algunos de los autores, eruditos, intelectuales y filósofos más destacados de Roma. 

Este artículo enumera los diez principales filósofos romanos que descifraron las doctrinas centrales de Grecia y las adoptaron gradualmente en lo que hoy conocemos como Filosofía Romana. 

1. Cicerón (AC 3- 43)

10 filósofos romanos más importantes 1

Marco Tulio Cicerón fue un ciudadano entregado a la República Romana. Cuando llegó a su más alto cargo, el de cónsul en el año 63 a.C., ésta era una institución que había durado más de 500 años. Cicerón fue uno de sus últimos defensores. 

Escribió su libro más influyente, De Officiis o Sobre los deberes, en pleno conflicto sobre el futuro de la República. Cicerón se había negado a unirse a la alianza entre Julio César, Craso y Pompeyo, e incluso había rogado a César que la preservara. 

En su libro, ataca directamente a quienes, como César y Marco Antonio, estaban corrompiendo lo que él consideraba los principios fundacionales de la República romana; principalmente el sentido del deber cívico que estaba en su base. 

Para Cicerón, debemos fijar nuestra mirada en beneficio de la República, no de nosotros mismos. Estamos obligados al compañerismo humano por encima de los demás. Además, y esto es importante para los pensadores posteriores, Cicerón sugirió que, al elaborar nuestro trabajo, debemos asumir siempre que la acción noble y honorable es la misma que la útil o provechosa; ninguna deshonestidad puede conducir al bien de la República. 

Por desgracia, un año después de escribir La Officiis, Cicerón es capturado por las tropas de Octavio y asesinado.

La República romana pudo morir poco después de Cicerón, pero sus ideas perduraron mucho tiempo después. El redescubrimiento de sus textos en el Renacimiento se convirtió en la base de un nuevo movimiento, el humanismo. Estableciendo así un legado póstumo que sigue siendo ampliamente difundido en el mundo. 

2. Séneca el Joven (c. A.C. – 65 d.C.)

10 filósofos romanos más importantes 2

Lucio Anneo Séneca el Joven fue un político y filósofo romano. Nació alrededor del año 4 a.C. Estuvo enfermo gran parte de su vida y en tres ocasiones los emperadores o el Senado intentaron matarlo. Cuando finalmente se suicidó, le costó tres intentos. Irónicamente, fue una enfermedad la que le mantuvo con vida. 

Durante su vida, Séneca fue un defensor de la escuela de filosofía conocida como estoicismo. Aunque se originó en Grecia, fue bastante popular en Roma. A diferencia de muchos de los filósofos, Séneca no hizo caso de lo que defendía. A pesar de sostener, como los estoicos, que la pobreza no era mala ni algo que debiera evitarse, fue uno de los hombres más ricos del mundo. 

Te puede interesar:   10 islas del Caribe menos conocidas

Séneca defendía el bien de la vida privada en lugar de la pública, pero estaba muy implicado en la esfera pública. Afirmaba que debíamos vivir virtuosamente y, sin embargo, a menudo era el centro de un escándalo en Roma. 

Dicho esto, Séneca ofreció argumentos persuasivos a favor del estoicismo. Mientras que los estoicos originales se ocupaban también de la lógica, la metafísica y la epistemología para sustentar un marco filosófico completo, su obra se centró principalmente en su ética. Sus argumentos parecen más bien consejos para la vida que afirmaciones sobre la naturaleza de la realidad. 

Argumentaba apasionadamente contra los peligros de la ira y otras emociones, al tiempo que afirmaba que la virtud y la sencillez eran el camino hacia una vida buena. Aunque sus argumentos no siempre eran válidos, su estilo persuasivo era convincente y poderoso. Por ello, se le consideró maestro del emperador y defensor del estoicismo romano. 

3. Marco Aurelio (121-180)

10 filósofos romanos más importantes 3

Marco Aurelio Antonino fue un emperador romano y el autor de las Meditaciones, una obra de filosofía estoica. 

Nacido en el seno de una familia rica y políticamente activa, ascendió al trono y demostró ser un emperador capaz y muy respetable. Se le conoce sobre todo por hacer uso de su ingenio en todas las crisis y por sus represalias tácticas en la guerra. Pero, sobre todo, es conocido por ser el autor de las Meditaciones y por consolidar posteriormente el estoicismo. 

Su libro consiste en sus cavilaciones, anécdotas y reflexiones en medio de una ferviente campaña y guerra contra los bárbaros. Es una elucidación del estoicismo, la filosofía de controlar las cosas de nuestro ámbito y dejar de lado todo lo que dependa de cuerpos extraños. Su narración pinta una clara imagen de un emperador obediente, despreocupado por la fama transitoria o duradera. 

En su totalidad, refleja lo que constituye un emperador romano y el zeitgeist. El hecho de que escribiera originalmente en griego es un testimonio de la fusión de la cultura grecorromana.  

Su libro es relevante para todas las edades y todas las épocas. Sin embargo, es más probable que la gente caiga en él durante los tiempos modernos. Es una elucidación del estoicismo, la filosofía de controlar las cosas de nuestro ámbito y dejar de lado todo lo que dependa de cuerpos extraños. Su narración pinta una clara imagen de un emperador obediente, despreocupado por la fama transitoria o duradera. 

Así, se le atribuye haber simplificado el estoicismo, mientras que el libro es propiedad de la mayoría de las personas de hoy en día (incluyéndome a mí), lo que mejor nos aplaca durante la agonía que producen las complejidades modernas. 

4. San Agustín (354-430)

10 filósofos romanos más importantes 4

San Agustín de Hipona fue un filósofo, un pensador cristiano y, sobre todo, un teólogo. Intentó con éxito engranar las doctrinas clásicas y cristianas, dando lugar a un género de teología más poderoso. 

No sólo eso, a través de sus libros como Las Confesiones y Ciudad de Dios, también introdujo la exégesis de los textos religiosos, al tiempo que consolidó la arquitectura del cristianismo tanto en la Edad Media como en la Moderna. 

El resurgimiento de Las Confesiones después del siglo XII tuvo un impacto duradero en los lectores. Retrata las pruebas y tribulaciones del hombre en la búsqueda del autoconocimiento en presencia de un Dios omnipresente. Clasifica claramente las confesiones como todos los actos aprobados por la religión, como apreciar a Dios y afirmar abiertamente la fe en Él. Las Confesiones son más bien una oración, una exhortación a volverse hacia el interior y disfrutar del amor de Dios. 

Sus narraciones giran principalmente en torno al pecado, la salvación, Dios y el alma. Opina que la religión no es una mera cuestión del intelecto, sino una renuncia disciplinada a todo lo carnal. Por ello, renunció a su vida luchando por una cruzada religiosa contra todos los placeres de la carne e inspirando a vivir una vida casta. 

Te puede interesar:   10 estatuas más grandes del mundo

5. Plotino (205-270)

10 filósofos romanos más importantes 5

Plotino fue un antiguo filósofo y el padre del neoplatonismo. Las fuentes de su biografía se limitan a un puñado de libros publicados por su discípulo. Libros como La vida de Plotino y Las Enéadas son algunos de ellos. 

Por desgracia para nosotros, no se dispone de ninguna información sobre su vida, mientras que las fuentes existentes relatan un conocimiento de seis años entre Plotino y Porfirio. Por tanto, la mayor parte de su vida es ajena a la historia.

Plotino fue un maestro devoto y, más adelante en su vida, se refugió muchas veces en la escritura. Su congregación no se diferenciaba de la escuela tradicional que prevalecía en aquella época. Actividades como citar opiniones personales sobre las ideas existentes de los filósofos que le precedían era un fenómeno común. De igual modo, se entretenía en hacer preguntas y discursos sobre diversos temas y los proseguía hasta proponer una respuesta definitiva.

Como la mayoría de los filósofos de la antigüedad tardía, creía en la magia y en las profecías de las constelaciones. Su mensaje final corrobora su interés por lo oculto, que consistía en esforzarse por llegar a ser inherentemente divino. 

6. Porfirio (233- 305 d.C.)

10 filósofos romanos más importantes 6

Porfirio de Tiro fue discípulo de Plotino, el filósofo neoplatónico. De todas sus aportaciones, la más significativa es la publicación póstuma del manuscrito de su maestro, Plotino, llamado Enéadas. 

Nacido en el Líbano (antigua Fenicia) hacia el 233-234 d.C., se llamaba Malco. Más tarde visitó Roma y se relacionó con su maestro.  

En cuanto a sus obras originales, escribió sobre temas cosmopolitas. La Isagoge o Introducción fue traducida al latín y al árabe, y fue un libro básico entre los maestros durante la Edad Media.

Además, Filosofía de los Oráculos y Contra los Cristianos irritaron a los seguidores del cristianismo y suscitaron una polémica. 

Además de éstos, su libro más famoso es Introducción a las Categorías, donde expuso brevemente las ideas de Aristóteles.

Se opuso al cristianismo y defendió el paganismo, alegando que el cristianismo estaba, innecesariamente, colocado en un alto pedestal. Odiaba el tema mismo del cristianismo y del Dios impersonal. Creía que sólo imbuyendo la confluencia de la sabiduría y la razón se podía estar unido a Dios. 

Defendió el vegetarianismo y discutió el efecto de comer carne animal en su libro Sobre la Improcedencia de Matar Seres Vivos para Comer. También fue autor de un libro sobre Pitágoras (Vida de Pitágoras), además del de Plotino. Ha trabajado para preservar la vida, las luchas y los logros de varios filósofos y matemáticos que, de otro modo, la historia podría haber perdido. 

7. Plinio el Viejo (23-79 d.C.)

10 filósofos romanos más importantes 7

Plinio nació en el seno de una familia de élite en Como, Italia, pero más tarde descendió a Roma y completó su educación.  

Aunque se conservan retazos de sus discusiones anteriores, sólo la Historia Natural existe como un sólido libro compilado. El libro profundiza en numerosos estados de las cosas naturales. 

El libro consta de 37 partes, cada una de las cuales narra sus observaciones sobre temas cosmopolitas, empezando por la cosmología y la astronomía (Libro II), los seres humanos (Libro VII) hasta los reptiles Y los mamíferos (VIII), los peces y otros animales marinos (IX), las AVES (X) y los insectos (XI). 

Aunque algunas partes del libro informan de extractos de la lógica de Aristóteles, hubo muchas incidencias de examen independiente por parte de Plinio. Así, reuniendo sus observaciones y estudios sobre diversas ramas de la botánica, preparó un libro completo que era accesible tanto en Roma como en Italia. 

Te puede interesar:   25 lugares de rodaje de Harry Potter

8. Lucrecio (88- 55 a.C.)

Lucrecio o Tito Lucrecio Caro es uno de los poetas y filósofos romanos más infravalorados. Celoso seguidor de Epicuro, no se sabe mucho de él. 

Su única obra que se conserva en nuestra memoria es el poema filosófico dactílico De Rerum Natura (Sobre la naturaleza de las cosas), sobre las ideas principales y la filosofía central del epicureísmo. El único dato conocido que atestigua su existencia es que fue compañero o cliente de Cayo Mario, a quien iba dirigido y dedicado su poema. 

Sus poemas abordan todos los fenómenos tangibles e intangibles, como la mente y el alma, las sensaciones, el tacto, los pensamientos, el hombre, la mujer, la reproducción y también la evolución del mundo. También exploró el fenómeno celestial, trascendiendo de las tierras terrestres. El libro se abre rindiendo homenaje a Venus y dirigiéndose a ella como la Madre de la Naturaleza. 

Además, culmina su epopeya aventurándose copiosamente sobre los días, las noches, las estaciones, los truenos, los relámpagos, mientras que termina abruptamente en la plaga de la manta de Atenas en seis libros.

En cualquier caso, Lucrecio fue una influencia significativa en los esfuerzos de varias figuras de la época de la Ilustración por construir el humanismo. 

También es el progenitor del concepto de un sistema de tres edades, que fue formalizado a partir de 1834 por CJ Thompson. 

9. Anicio Manlio Severino Boecio (470/75-524) 

10 filósofos romanos más importantes 8

Boecio fue un erudito romano, un filósofo cristiano y un estadista. Su obra exclusiva sobre el neoplatonismo, De Consolatione Philosophiae (Consolación de la Filosofía) lo catapultó a las alturas de la autoría. En su libro, opina que la verdadera felicidad es la unión sagrada de la sabiduría y el amor divino.

Su objetivo erudito era traducir al latín la lógica de Aristóteles en griego y las obras completas de Platón con comentarios, notas y glosas adicionales.  

Condenado por defender abiertamente al senador Albino, otros cargos fueron la práctica de la magia y el sacrilegio. Fue durante su tiempo de encarcelamiento cuando escribió su obra más distinguida y personal, Consolación de la Filosofía. Los argumentos filosóficos que presentó son platónicos con un toque de arte literario. 

Así, siguió a su ejecución en el año 524, siendo su única esperanza la espera de una recompensa virtuosa al otro lado de la muerte. 

10. Hipatia (370-415)

10 filósofos romanos más importantes 9

Hipatia, filósofa neoplatónica, fue también una pionera y una importante contribuyente a las matemáticas. 

Hija de Teón, que también era un talentoso matemático y filósofo, Hipatia se dedicó a enseñar las filosofías del neoplatonismo expuestas por Plotino e Iámblico. El primero fue el padre de la ideología neoplatónica y el segundo, de origen árabe, lideró el movimiento en Siria.

Cuando las prácticas de Occidente estaban plagadas de paganos y paganismo, ella introdujo el concepto de conocimiento y ciencia. 

Su filosofía era más erudita y científica en su interés y menos mística y pagana que la del neoplatonismo de otras escuelas. Más tarde, sucumbió a la muerte en medio de un violento conflicto entre los cristianos y los paganos.


Bertrand Russell ha afirmado con razón que ningún filósofo romano es original, sino que ha tomado prestado de los griegos, pues es filosofía griega vestida de romana. Todo lo que los romanos defendieron es una mera exposición de los modelos griegos.

En conclusión, los filósofos romanos expusieron la plantilla griega y llevaron la batuta de la epistemología, la ética y la lógica una era adelante, comprendiendo en conjunto la Filosofía Occidental. 

Deja un comentario